Dirección Web: http://smandaluz.com/noticia/1887/el-sas-y-los-traslados

18/10/2018

Todos los Colectivos,

El SAS y los traslados.

El SAS y los traslados.

Casi al final del mes de octubre y el SAS sigue sin tener preparadas las convocatorias de traslados. Es por tanto un hecho que no cumplirá los plazos ¿Obviará también las sentencias e ignorará el derecho de cientos de profesionales a un traslado amplio?

El tema de los traslados no es de fácil abordaje. Sea cual sea la oferta siempre habrá colectivos que sientan lesionados sus intereses, que se consideren con derechos no respetados o que vean truncadas sus aspiraciones de permanecer indefinidamente en una plaza sin ser desplazados.

Quizás todos los colectivos tengan una parte de razón porque todos han sido víctimas de la inoperante política basada en el “laissez faire, laissez passer” que ha caracterizado a la gestión sanitaria andaluza. Tantos años sin convocatorias de OPE y sin traslados han dado lugar a un panorama anómalo y perjudicial para todos.

Tenemos propietarios que tras acabar brillantemente su residencia, aprobaron unas duras oposiciones y obtuvieron una plaza en algún hospital comarcal o consultorio rural alejado de su ciudad y familia; muchos de ellos continúan condenados al ostracismo, sin posibilidad de volver a su ciudad, de optar a una plaza en un gran hospital o un EBAP en zona urbana. Haciendo cientos de kilómetros al día y hastiados y desmotivados por culpa del desprecio a que han sido sometidos por la administración.

Tenemos también interinos por encima de los 40 o 50 años, que llevan mucho tiempo desarrollando su labor en un centro concreto; profesionales que apenas han tenido oportunidad de presentarse a una OPE que les diera opción a una plaza. Profesionales que han pasado años con contratos eventuales, renovando mes a mes y que no han obtenido una cierta estabilidad hasta hace un año cuando se puso en marcha el proceso de interinación.

Tenemos en fin muchas situaciones penosas y un único responsable “La Administración Sanitaria Andaluza” que es quién tiene el deber de dar una respuesta digna a esta situación y respetar los derechos de los profesionales y las sentencias judiciales.

Desde el SMA vamos a ser inflexibles exigiendo que se cumpla la legalidad y se acaten las decisiones de los jueces, que se respeten los acuerdos EN TIEMPO Y FORMA y que se haga una oferta que satisfaga las necesidades de los distintos colectivos.

El SAS debe cumplir sus compromisos; debe tener convocados los traslados antes del 31 de octubre, debe sacar un numero de plazas como mínimo igual al 50% de las plazas que fueron sometidas al proceso de interinación (lógicamente esta proporción debiera mantenerse por centro y especialidad; lo contrario sería un engaño), debe respetar las recomendaciones del Estatuto Marco que fija una periodicidad preferente de 2 años para los procesos de traslados, debe hacer OPES bienales, debe considerar la existencia de sentencias del TS que obligan a sacar el 100% de las plazas disponibles y sobre todo debe garantizar a los facultativos andaluces un escenario digno en el que tengan la posibilidad frecuente de acceder a una plaza mediante una OPE y asimismo la posibilidad posterior de optar a un traslado en un plazo no superior a 2 años.

Convocar traslados escasos, tardíos y mediocres solo llevará a mantener un alto índice de precariedad laboral en los grandes hospitales y núcleos urbanos donde apenas salen plazas a concurso, y a que muchas plazas queden vacantes en zonas donde nadie encuentra incentivos para ir a trabajar sobre todo porque saben que luego quedarán atrapados en esas zonas y el SAS los olvidará para siempre.

Es el SAS quien ha provocado este desastre y es a él a quien corresponde revertirlo con justicia y teniendo en cuenta los derechos de quienes sustentan la Sanidad Pública Andaluza.

Nosotros vamos a hacer valer vuestros derechos, los de todos, y vamos a exigir rigurosidad, diálogo y respeto a los profesionales. Trasladaremos vuestras inquietudes y necesidades y pelearemos por que nadie se sienta discriminado, olvidado y desposeído de sus mas elementales derechos.

Nos hubiera gustado que la administración nos citara antes, en los primeros días de septiembre, que se hubieran planificado mesas de trabajo en las que los representantes de los facultativos hubiéramos tenido la posibilidad de analizar cada centro, cada especialidad y cada necesidad de los profesionales; pero no ha sido así. Como siempre el SAS nos presenta a última hora, de forma poco seria, una propuesta que no cumple los plazos, y que no satisface a nadie, y lo hace además sin oferta de diálogo, imponiendo como siempre, desoyendo el clamor de sus facultativos.

Que quede bien claro, esta actitud nos parece insultante; este planteamiento de traslados se nos antoja inadmisible y ridículo y esta forma de hacer gestión de personas no lleva mas que al desánimo generalizado. Y todo esto revierte necesariamente en los pacientes.

¿Para cuándo un SAS que valore y cuide a sus facultativos?¿Habremos de acabar reivindicándolo en las calles?

Comité Ejecutivo SMA