Facebook  Twitter

Defendemos tus intereses laborales y profesionales

02/12/2015

Atención Hospitalaria, Atención Primaria, Otros Facultativos, EIR,

La Atención Primaria suspende en calidad.

La Atención Primaria suspende en calidad.

A raíz del informe del ‘comité de sabios’ de la Unión Europea en el que puntúa con 0,92, la interrelación que existe en España entre médicos y pacientes en Atención Primaria (la cuarta peor valorada), queremos puntualizar algunas cosas.

Imprimir noticia

Fuente: Redacción Médica
Enlace: http://bit.ly/1NXETnJ

Hace unos días se hacía público el informe del "Comité de sabios" de la Unión Europea en el que se destaca que la relación que existe en España entre médicos y pacientes en Atención Primaria es de poca calidad.

Según dicho informe, la calidad asistencial en Atención Primaria en España se sitúa en la cuarta peor valorada en el conjunto de la Unión Europea durante el año 2013, sólo por encima de Hungría, Italia y Letonia.

Calidad percibida por los pacientes en su relación con los médicos de Atención Primaria

Este estudio viene a confirmar lo que desde el Sindicato Médico Andaluz venimos denunciando desde hace años para la Atención Primaria: la calidad asistencial está empeorando y exigimos medidas para solucionarlo.

En los últimos años ha empeorado la calidad como consecuencia de los recortes en personal que ha sufrido el sistema sanitario, pero esto de no solucionar el verdadero problema de la atención primaria viene de lejos. Recordemos la reivindicación de los 10 minutos por paciente que se pedía hace años, incluso en los años de bonanza económica, y que nunca se llegó a conseguir.

La Atención Primaria se ha convertido en los últimos años en la "hermana pobre" del Sistema Sanitario Público (siempre lo fue, sólo que ahora lo es más): sobrecargas de trabajo con una media de 70-80 diarios, sin tiempo para atender a nuestros pacientes pues disponemos de media 5-6 minutos por paciente, hace que nos sintamos todos los días que estamos "despachando a los pacientes". Se saca número, o no, y me atienden al momento: "me da 4 recetas, 1 derivación para el traumatólogo, otra para el ginecólogo y un volante para el enfermero". Así nos sentimos los médicos de primaria. Ya no pasamos consulta sino que "despachamos". No es de extrañar que en las plazas del MIR sean cada vez menos los médicos que escogen la especialidad de Medicina Familar y Comunitaria, o que los que ya la han hecho se presenten otra vez al MIR para hacer otra especialidad, esta vez hospitalaria.

Y precisamente la relación médico-paciente es el punto fuerte de nuestra asistencia, la que hace que el paciente confíe en nosotros y se sienta seguro con los consejos y el quehacer de su médico. Si también destruimos eso, estamos destruyendo las bases del sistema.

Hasta los grandes almacenes se plantean que el trato con sus clientes es prioritario, y las encuestas de calidad sirven para eso, para detectar descontentos con el servicio recibido. En esta ocasión nuestros "clientes", los pacientes, nos lo están diciendo: la atención es mala. Y es mala por la falta de tiempo que les dedicamos, porque la Administración no nos deja hacer bien nuestro trabajo.

En Andalucía tenemos la triste experiencia de la denominada "demora cero", por la cual, cualquier paciente que pida cita debe ser atendido en el plazo máximo de 24 horas. Eso, que presumiblemente está muy bien para el paciente, se ha vuelto en contra no sólo de los médicos sino hasta de los propios pacientes, ya que al no planificar los recursos necesarios adecuados, son muchos los pacientes que tenemos que ver al día, y además de atender a los de nuestra propia consulta tenemos que atender a los pacientes de otros compañeros que no acuden ese día a pasar consulta (por la razones que sean, baja laboral, saliente de guardia, vacaciones) y que no han sido sustituidos.

Estas situaciones, conllevan, entre otras implicaciones, que se sobrecargue el trabajo de nuestros compañeros de las urgencias de los hospitales (que bastante tienen también, dicho sea de paso) y se saturen, pues los pacientes no siempre consiguen cita para su médico y optan por la otra vía, la "del chequeo", la que muchos pacientes entienden que es mejor porque en el hospital se le hace "un chequeo completo" y más rápido.

Llevamos años escuchando que "este es el año de la Atención Primaria" y que se va a dotar presupuestariamente de manera suficiente, pero ese año nunca llega.

La Atención Primaria es la base de la asistencia sanitaria, la puerta de entrada, y si no funciona no lo hará el resto del mismo.

Señores presidentes autonómicos, consejeros de salud, gerentes, gestores todos: entérense de una vez que invertir en Atención Primaria ahorra dinero y da mejores resultados en salud, y si no lo hacen serán cómplices del declive al que se está abocando la Atención Primaria y que tienen poca visión de sostenimiento del Sistema Sanitario.

Fdo. Andrés Jiménez Marín

Vocal Autonómico de Atención Primaria.     Sindicato Médico Andaluz.

  • Informe Cal

    Informe Cal

Últimas noticias

Últimos 3 meses

Más Noticias