Facebook  Twitter

Defendemos tus intereses laborales y profesionales

07/05/2015

El SAS continua contratando al 75%

El SAS continua contratando al 75%

Parece un broma pero es rigurosamente cierto. El SAS sigue contratando a facultativos al 75% y con periodos de contratos indefinidos (hasta mes a mes).

Imprimir noticia

Parece un broma pero es rigurosamente cierto. El SAS sigue contratando a facultativos al 75% y con periodos de contratos indefinidos (hasta mes a mes). 

Desde las distintas provincias nos han hecho llegar varias ofertas de contratación en las que se ofrecen este tipo de contratos para cubrir plazas que si atendemos a su historia, previsión de futuro y utilidad, debieran ser ofertadas como interinidades.

Ya pasaron las elecciones, ya no hace falta convencer a nadie. Es la hora de incumplir promesas, de hacer añicos las esperanzas de muchos facultativos andaluces. Ellos –los políticos- ya consiguieron los escaños que querían (o algunos menos, quizás) y ahora a pactar con quienes hasta ahora eran tachados de impresentables y a machacar a los mismos de siempre: a los ingenuos que una vez más confiaron en su honradez y honestidad. Saben que no pasa nada, que dentro de cuatro años todo se habrá olvidado o habrá sido manipulado para que no parezca lo que es: “un gran engaño”.

Repetimos las palabras de la Consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales por si alguien no se acuerda: “En 2015 no se hará ningún contrato más al 75% por motivos económicos”.
Pues bien, no se está cumpliendo. El SAS sigue contratando a muchos facultativos al 75% de jornada, es decir, dejando de cobrar una cuarta parte de su sueldo y lo hace claramente por motivos económicos. No hay otra justificación. Se trata de contratos de larga duración para cubrir plazas vacantes, es decir para mantener la actividad asistencial correcta con las plantillas adecuadas.No existe ninguna jornada reducida que cubrir.
En otras palabras el único motivo para que a estos facultativos no son contratados al 100% es el ahorro económico.
Pero por si esto fuera poco, por si no fuera suficientemente indignante, le añaden otra cláusula absolutamente anacrónica y que sería impensable en cualquier empresa medio decente. 

Transcribo literalmente:
“2.2.- DURACIÓN DEL NOMBRAMIENTO: La duración prevista del nombramiento será de un año, pudiendo entenderse que persiste la misma causa que lo originó por un periodo máximo de dos años, siendo en todo caso necesario el reconocimiento expreso de la Dirección del Centro de que persiste o no la necesidad cada uno de esos años. El nombramiento se formalizará por periodos de cuatro meses o inferiores, incluso mensualmente, con independencia de la causa que lo motiva y la duración prevista de la necesidad. En todo caso, para la continuidad del mismo, se atenderá a la disponibilidad presupuestaria del centro.”

No tiene desperdicio, no admite más comentarios que la perplejidad e indignación. Parece un contrato propio del siglo XIX, diseñado para la extorsión, para dejar claro que tú, pobrecito trabajador, debes estar agradecido al gerente de turno por contratarte y portarte muy bien si quieres que te mantenga el contrato. Si eres bueno te dará la oportunidad de mantener a tu familia (siempre que te avíes con el 75% del sueldo) durante 2 años. Luego, aunque persista la necesidad, no podrás mantenerte en tu puesto. 

Por supuesto, durante esos dos años tu continuidad dependerá de ese gerente todopoderoso o de los informes que los capataces a sueldo le faciliten. Y todo esto amparándose en la disponibilidad presupuestaria del centro. 

O sea, ¿Que cuando Presidenta y Consejera dijeron que ningún contrato más al 75% y que iban a regularizar y estabilizar a eventuales, no conocían la disponibilidad presupuestaria para este año al menos? ¿Nos gobiernan personas incapaces de saber si pueden cumplir sus propios presupuestos? ¿O simplemente nos engañaron una vez más para conseguir los votos que buscaban?

Pero aún cabe otra reflexión más porque esta Administración no para de autoproclamarse como la única que ha priorizado la inversión en sanidad y asuntos sociales para evitar que los recortes afecten a la asistencia, la única que no ha despedido a ningún sanitario. Pero este tipo de contratos lo desmienten. 

Han recortado y continúan recortando tanto en sanidad como asuntos sociales, han disminuido la plantilla de facultativos y, como consecuencia de ello, se ha deteriorado gravemente la asistencia sanitaria en nuestra comunidad. Pero no pasa nada, nunca pasa nada por desgracia. 

Dentro de cuatro años volveremos a ser engañados por estos u otros, da igual. Al fin y al cabo ya sabemos que a nuestros políticos solo les importa su continuidad. Y los facultativos de Andalucía que den las gracias a la Administración por ofrecerles contratos basura que están más cerca de la esclavitud que de la relación laboral.

Seguro que si leen esto, en pocos días sacarán alguna nota de prensa afirmando que no es cierto. Pero afortunadamente, este tipo de ofertas son públicas y existen pruebas suficientes que demuestran su existencia y veracidad. Aún así lo negarán y desgraciadamente habrá quíen les crea. Desde luego no seremos nosotros.

Comité ejecutivo SMA

  • 75%

    75%

Últimas noticias

Últimos 3 meses

Más Noticias