Importante sentencia del Tribunal Supremo comentada en lo relativo a RESPONSABILIDAD CIVIL MEDICA, CONSENTIMIENTO INFORMADO, RELACION de CAUSALIDAD, DILIGENCIA DEBIDA, OBLIGACIÓN de MEDIOS y de RESULTADOS

Un comentario a la reciente Sentencia del Tribunal Supremo de 27 de Septiembre de 2.010, Sala de lo Civil, que resuelve cuestión litigiosa de fondo planteada por un paciente de centro clínico privado sobre la responsabilidad civil médica en el ámbito de las operaciones de cirugía estética y su extensión a cualquier otro tipo de intervenciones de cirugía, ya sea en la medicina voluntaria o en la asistencial. Incluimos texto completo de la sentencia.

Como consecuencia directa de la demanda de reclamación de daños y perjuicios planteada por un paciente de un centro clínico privado andaluz por considerar que hubo un inadecuado control postoperatorio de la herida quirúrgica llevado a cabo por el cirujano plástico que le había practicado una abdominoplastia, teniendo ello como resultado final una cicatriz de enormes dimensiones con grandes deformaciones, lo cual dio lugar (según el parecer del paciente) a un prolongado tratamiento y a numerosos ingresos hospitalarios que no pudieron disminuir el desagradable e inadecuado resultado derivado de la intervención quirúrgica, el citado demandante consideró que ello supuso una grave negligencia médica derivada de la mala praxis del profesional que efectuó la operación, así como la existencia de una obligación de resultado y no de medios, sin que tampoco hubiera consentimiento informado dada la ausencia de información al paciente sobre las posibles complicaciones de la intervención quirúrgica.

Pues bien, planteado así el litigio, el Alto Tribunal sí considera que existió consentimiento informado por cuanto la información que le fue proporcionada al paciente fue suficiente para el acto médico comprometido, siendo ésta más acusada en la medicina voluntaria, en la que el paciente tiene un mayor margen de libertad para optar por su rechazo habida cuenta la innecesidad o falta de premura de la misma, a diferencia de la medicina asistencial en la que, por su propia naturaleza, existe un procedimiento gradual y básicamente verbal.

El Tribunal continúa razonando que la distinción entre obligación de medios y de resultados no se puede mantener en el ejercicio de la actividad médica, salvo que el resultado se pacte o de garantice, incluso en los supuestos más próximos a la llamada medicina voluntaria que a la asistencial, sobre todo a partir de la asunción del derecho a la salud como una condición de bienestar en sus aspectos, psíquico y social, no sólo físico (STS de 39 de Junio y de 20 de Noviembre de 2.009).

La principal obligación del médico, según la meritada resolución judicial, es poner a disposición del paciente los medios adecuados, y en especial ofrecerle la información necesaria en los términos de la Ley 14/1.986, de 25 de Abril, General de Sanidad, vigente en

el momento de los hechos enjuiciados, teniendo en cuenta que los médicos actúan sobre personas, con o sin alteraciones de la salud, y que la intervención médica está sujeta, como todas, al componente aleatorio propio de la misma, por lo que los riesgos o complicaciones que se pueden derivar de las distintas técnicas de cirugía utilizadas, especialmente la estética, son los mismos que los que resultan de cualquier otro tipo de cirugía, tales como hemorragias, infecciones, cicatrización patológica o problemas con la anestesia, etc.

¿ Quiere esto decir que la responsabilidad civil del médico en el caso de las operaciones de cirugía estética u otra operaciones de cirugía no alcanza a posteriores deficiencias o deformidades que se produzcan en el paciente como consecuencia de la intervención médica? Según esta Sentencia, parece que sí. Ello es, como mínimo y en mi modesta opinión, discutible si tenemos en cuenta las graves secuelas que se vienen produciendo en algunos pacientes de este tipo de servicios médicos, muchas veces realizados por sujetos que carecen de la cualificación necesaria para llevarlos a cabo.

Alfonso Castellano Gutiérrez
Abogado
Tfno:625662293

enlace.jpg Sentencia del Tribunal Supremo. Sala de lo Civil, de 27 de septiembre de 2010
Nº de Recurso: 2224/2006
Nº de Resolución: 583/2010
Procedimiento: Casación

 

Sindicato Médico Andaluz